Beneficios del tratamiento por vibraciones

El entrenamiento por vibración es a menudo considerado el milagro de los famosos, pero sus usos se extienden mucho más allá de la tonificación de los glúteos de Madonna o cualquier otra personalidad del mundo de espectáculo. La plataforma vibratoria es sin duda uno de los entrenamientos con mayores beneficios y debemos ser consciente de que su uso requiere disciplina y ejercicio. No se trata de una máquina milagrosa, pero te ayudará a conseguir mejores resultados en un tiempo menor.

Los fans del fitness aman las plataformas vibratorias porque dan resultados muy buenos e intensos en un corto espacio de tiempo. Los beneficios de las plataformas vibratorias son practicamente incontables pero en este artículo vamos a intentar ayudarte a descubrir cuales son sus ventajas más importantes.

Al adoptar la posición correcta sobre la plataforma vibratoria, las rápidas vibraciones hacen que los músculos se contraigan y se relajen rápidamente para mantenerse de pie en la posición adecuada. Es como si estuviéramos haciendo un esfuerzo por mantenernos en equilibrio. Esta acción rápida de los músculos es en realidad una manera de hacer ejercicio ya que puede ayudar a construir el tono muscular, definir el cuerpo y adelgazar. Cuando los músculos se contraen y se relajan muchas veces en un corto espacio de tiempo, en realidad, están haciendo ejercicio.

Beneficios tratamientos vibraciones

Lo bueno de las plataformas vibratorias es que no se necesita ser un fanático del fitness o un adicto al gimnasio para conseguir grandes beneficios. Cno tal solo dedicar unos minutos al día se puede conseguir un cuerpo tonificado. Lo ideal sería combinar este tratamiento con otros ejercicios en el gimnasio de manera que así, los resultados, serían mucho mayores. Una dieta equilibrada es también necesaria siempre que se quiera tener un cuerpo perfecto. Hay que plantearse seriamente el hecho de que la plataforma ayuda, pero no hace milagros. Si no haces nada de ejercicio y comienzas a utilizar la plataforma, verás resultados, pero estos serán menores que si además haces ejercicio y comes saludablemente.

Las plataformas vibratorias también se están utilizando en los trabajos de rehabilitación para acelerar la recuperación y ayudar a aumentar la densidad ósea en los casos de osteoporosis. Resultan muy útiles para todos aquellos casos en los que los pacientes no pueden ejercitarse por sí solos o necesitan de ayuda. Una plataform vibratoria puede funcionar como un primer acercamiento a la movilidad y el ejercicio.

Otro de los principales beneficios de entrenamiento de vibración es que ofrece resultados en muy pocas y cortas sesiones por lo que es ideal para las personas con estilos de vida ocupados que necesitan obtener el máximo rendimiento de su tiempo en el gimnasio. Si tienes una vida ajetreada, con tan solo unos minutos al día podrás obtener el mismo resultado que con ese tiempo de ejercicio. Para la mayoría de las personas es difícil encontrar tiempo para ir al gimnasio y hacer la rutina, que por lo general mente supera la hora pero si tienes una plataforma vibratoria en casa el tiempo se reduce considerablemente y los resultados son muy buenos

También es ideal para aquellos que se aburren por el entrenamiento con pesas y otras formas de ejercicios de tonificación muscular. Las pesas y este tipo de ejercicio, al ser tan repetitivo, puede llegar a cansar o aburrir. Sin embargo, cuando haces plataforma vibratoria, puedes permitirte escuchar música e incluso ver la televisión. Además el movieminto es tan variado, no es imposible aburrirse. No hay necesidad de hacer todas esas series y repeticiones, se consigue un entrenamiento de tonificación completo en unos diez minutos con la plataforma vibratoria.

Si estás cansado de la rutina del gimnasio la mejor forma para lucir un cuerpo tonificado es realizar una serie de ejercicios en plataforma vibratoria oscilante. Los beneficios que te ofrece una máquina vibratoria son innumerables. Verás los resultados en pocas semanas, especialmente si no estabas acostumbrado a hacer ejercicio o si el que hacías era escaso.